Deuda celestial

He oído que las dunas
de la luna
bajan a través del cielo
que conoce el ser;
y vienen a rompernos
las codicias y los lamentos
y a que la tierra renazca una nueva vez…
Ya es hora de los cambios
las odiseas están gritando:
Llega el nuevo ciclo a vencer
se acaban los tropiezos
tormentos y desafíos,
ya llega el universo
para dar el cambio más definitivo,
y más totalidad del sesgar
radical en ese rendimiento…
El hombre nada puede hacer…
No está en su mano detenerlo.
Ya llega la tormenta de estrellas
y maestros para arrancar,
y darnos la lección a ver si de una vez por fin aprendemos de la luz en igualdad.
ya estoy aquí preparado
para el ocaso iluminado,
y el sol se oscurece para el final,
ya carguen las estelas en
lluvia de lágrimas eternas…
Caen sobre la tierra
es el ocaso radical,
total la pena arde.
Lo que el cielo universal mande
pasará en poco tiempo.
Ya el mundo en erguido decidir irá a los culpables de deuda con la humanidad,
que paguen sin remedio los fríos y erróneos dolores en su final.

Autor: Miguel Ángel Pérez Salcedo
Poeta Intemporal ©

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.