La luna y el desierto

Cuenta la leyenda ser cierto,
Lo que un sabio y ciego dijo saber,
Cuando creyó ser el primero en ver,
Que sólo hubo una vez que ocurrió esto:

Que, con mil noches de amor,
Le castigó la luna al desierto,
Para no escuchar a sus lamentos esperando a que su amada lluvia volviese algún día otra vez con él,

La luna joven le condenó a no verla nunca durante mil noches si no la olvidaba en cada amanecer,
Pero durante las largas noches del invierno volvían a caer sus lágrimas de amor por ella,

enfadando aún más a la celosa luna bella que ordenó a que todas las estrellas brillaran más fuerte que ninguna otra noche,

y así dejasen ciego al desierto para que no volviera a ver nunca la belleza de la lluvia cuando llora cada noche en silencio junto a él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable TREBOLMENTE.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  TREBOLMENTE.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener    Más información
Privacidad