Sube, sube, pero sube…


La escalera de la vida tiene escalones que son duros de subir y otros más ligeros. Hay placeres y sin sentidos que no se deben asumir. Por eso cuando subas sube despacio atento y ves lanzando algún suspiro, pues creerte que todo lo puedes solo te hará ser más indeciso. Porque el que cree que todo lo puede llevar a cabo se equivoca. Si subes con esa firmeza equivocada los escalones de la escalera que lleva a la felicidad soñada no alcanzarás, caerás a media escalada. No es decir que dejes sueños ni logros por el camino, sino que aceptar lo que logra tu espíritu es crecer sin perderle a la vida su sentido. 
Poeta Intemporal Miguel Ángel Pérez Salcedo ©.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: TREBOLMENTE.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad