Amor salado

A la mar el mío amor tan temprano.
En mis labios sal marina sabrosa.
A su oleaje de sed salerosa
mi corazón, deseos nada en vano.

En alborada es éste amor temprano.
Dándote mi caricia más gloriosa
y en tu marea yendo así de hermosa.
Desearte sin pasión es mundano.

Y ya sabes que si yo a ti te pierdo
será que en tu oleaje me he rendido,
y el juramento no he realizado.

Y yo no quiero perder tu recuerdo.
Tú amor lo quiero eterno y decidido.
De tus mareas soy amante hechizado.

Autor: Miguel Ángel Pérez Salcedo
Poeta Intemporal ©.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.