Depredadores de mentiras

La mentira es el discurso modesto de la ignorancia,
Es el secreto a voces de la crónica suicida,
Un vil instrumento de la inteligencia del personaje atormentado,
Una adulación del contrato social permanente e indefinido.
La moraleja de la mentira es refugio de pobres y hogar de villanos.
Entre las patas del caballo malviven las dignidades que nos amargan, allí donde se erigen los eternos y perpetuos rascacielos de las razones bíblicas deliberadas de nuestros primeros momentos, se encuentran las ciudades que defienden la libertad y el buen sentido de la justicia universal. Así lo creemos y lo comprendemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable TREBOLMENTE.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  TREBOLMENTE.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener    Más información
Privacidad